Padre Javier Perelló en la Iglesia San José

Padre Javier Perelló en la Iglesia San José

Lo terrible del hambre y la soledad del ser humano

Fiesta de Corpus Christi

19/06/22 10:55 | Locales

“Hay dos situaciones que son terribles para el hombre, y por eso Dios ha querido dejarnos la Eucaristía: la primera es el hambre, que provoca la desesperación, pero también está la soledad, que es terrible, aunque se tenga mucho pan. A veces también se padece teniendo amigos. Quedamos saciados cuando alguien tiene un gran corazón, y nos ayuda y nos acompaña.

La soledad es algo muy terrible, porque nos hace creer que no contamos con nadie, y es por eso que Jesús, antes de ser entregado, estaba con sus amigos, les deja estas dos cosas: el pan, que es él, y también su compañía a través de ese mismo pan, aunque sabía que iba a experimentar esa misma soledad en la misma cruz.

Comer y recibir su palabra. Pensó en la soledad y en el hambre. Nos resta preguntarnos si nosotros pensamos en el hambre y la soledad de los demás, incluso de aquellos que nos rodean y de nuestras familias. Esta es la enseñanza: aprender a mirar a los demás, para ayudarles a que no tengan hambre o no se sientan solos”

Notilagos

También te puede interesar...

MÁS LEÍDAS

  1. Corte programado de luz en General LagosIr a la noticiaCompartir en Facebok

  2. Clases de cumbia cruzada en el Centro CulturalIr a la noticiaCompartir en Facebok

SEGUINOS EN FACEBOOK