Ana Paula Scarpecci, Psicóloga

Ana Paula Scarpecci, Psicóloga

El peso de la insatisfacción en la subjetividad

Lleva a lugares de los que es muy difícil salir

19/09/22 11:08 | Locales

Hay lugares de sufrimiento de los que uno no puede salir. Quien lo ve desde afuera, muchas veces lo juzga pensando que es un asunto fácil, creyendo que porque está bien económicamente o porque tiene recursos no le falta nada. En realidad, hay muchas situaciones y realidades que uno no ve. La insatisfacción es necesaria, para mantener el movimiento, pero si ya no hay nada que nos permita ningún disfrute, ahí debemos pensar qué está sucediendo:

“Hay personas que no pueden moverse por falta de recursos, económicos, educacionales, sociales y demás. Pero también podemos pensar que hay personas con recursos simbólicos y discursivos para afrontar la realidad. Hay que preguntarse por qué hay gente que no puede disfrutar de nada, o no puede valorar las pequeñas cosas que tiene a disposición. Todo cambio implica un movimiento, perder y ganar, elegir qué tener y qué no”, remarcó Ana Paula

A veces, hay personas que creen que si permanece insatisfecho y triste, siempre habrá algún otro atento, dispuesto a cuidarlo y a contenerlo, buscando siempre personas funcionales a su situación: “Pensamos que si está en una buena situación, por qué sufre. Tiene que ver con cómo uno fue construyendo su perspectiva de la vida. Uno aprende de chico que cuando está mal, otro le pone más atención que a los demás. No deberíamos estar sobre el otro sólo cuando está mal. Hay que repensar esto, que parte de la educación también”, analizó

Una cosa es no poder salir de una situación por razones de fuerza mayor, en donde no hay voluntad para poder escapar por razones de fuerza mayor, económicas, políticas, físicas o psicológicas. La insatisfacción y el no disfrute es algo diferente, porque ahí tiene que ver con cuestiones personales y subjetivas: “En estos casos, también es porque se encuentra gozo en la insatisfacción, el sufrimiento y la queja que parte del no disfrute. Pone en juego el deseo, y en esto es diferente a la depresión, que lo obtura. Hay que pensar un montón de cuestiones, y también considerar el entorno, porque encontramos muchos que se piensan salvadores de esta gente, y se vuelven funcionales a todo este sistema creado”, finalizó la psicóloga

Las relaciones se construyen de a dos, y el sufrimiento es parte del ser humano. Algo inevitable, pero debemos pensar no solamente si la persona está mal, como algo aislado, sino también en dónde nos paramos en relación a ella, si debemos ayudarla, o mantener distancia para que la persona entienda que está en una posición de victimización, sin motivo concreto, y que no se corre de ese lugar, porque no le interesa salir.

Notilagos

También te puede interesar...

MÁS LEÍDAS

  1. Se aproxima el “Festival de la Juventud”, segunda edición Ir a la noticiaCompartir en Facebok

  2. Viaje de egresados de alumnos de General LagosIr a la noticiaCompartir en Facebok

SEGUINOS EN FACEBOOK