Emotivo reencuentro: Emilio Scotto junto a la familia Scarpecci

Emotivo reencuentro: Emilio Scotto junto a la familia Scarpecci

Emilio Scotto, aventurero y motorista reconocido mundialmente, visitó General Lagos

Se detuvo para saludar con emoción a un viejo amigo y a su familia

20/03/23 10:35 | Locales

Emilio Scotto estuvo de paso en la localidad de General Lagos. Se trata de un apasionado aventurero: escritor, conferencista, periodista y fotógrafo. Y es argentino. Se coronó en el libro Guinness de los Récords, desde la edición de 1997, como el más grande viajero de la historia en motocicleta, luego de atravesar casi todos los países del mundo de los siete continentes, en dos vueltas consecutivas alrededor del planeta, y a lo largo de setecientos treinta y cinco mil kilómetros.

En General Lagos, se detuvo para visitar a un gran vecino, a Norberto Scarpecci, y ahí contó públicamente su historia: “Mi recorrido comenzó en Buenos Aires, en 1985. Me fui con trescientos dólares, que era todo lo que tenía, sin conocimientos ni experiencia. Me despedí de mi familia, de mi perra y de mi novia, a la que le dije que haga su vida y que sea feliz, porque yo me iba a cumplir este sueño que tengo desde chico. En Argentina en ese momento había nada más cinco canales de televisión. Con esa pobre información que había, sin la tecnología que hay hoy. Apenas había cheque de viajeros en ese tiempo. Ahí comencé a desarrollar este sueño”

Emilio le dijo a su madre de pequeño, que sería el primer hombre en viajar a la luna, y que cuando volviera, recorrería todos los países de la tierra: “Partí inocentemente, como un muchacho de treinta años, sin conocimientos, sin manejar idiomas, sin dinero. Una locura. Utópico. En mi quinto año de viaje, luego de recorrer América, Europa y África, doy toda la vuelta y el último país que termino, era Egipto, en 1990, conozco a Norberto Scarpecci. Su hijo Franco era apenas un niñito”

Emilio recordó con emotividad los momentos en los que conoció a Norberto y a su hijo Franco, y mostró fotos que guardó celosamente. Al viajar por la Ruta, con su señora, esta le dijo que tenía una sorpresa, y que se desviarían para visitar a esta familia de vecinos luego de tanto tiempo: “Esa novia a la que le dije que haga su vida, me seguía esperando, así que diez años después, nos casamos en Estados Unidos. Estuvo varios meses en contacto acá con una de las hijas de Norberto. Me dijo que íbamos a conocer un lugar nuevo. Nunca habíamos estado en esta localidad. Es increíble pensar que llevé a unos niñitos en el Cairo entonces, y quién iba a decir que esos niñitos los iba a volver a encontrar aquí”

La experiencia de Emilio da para una historia de Netflix. Una historia de emotivos encuentros a lo largo del mundo, digna para ser contada: “Los conozco en el Cairo, y me voy para el Sinaí. En ese entonces era muy difícil cruzar desde el continente africano hasta al Sinaí. Entonces me detengo en un lugar en donde estaban ellos, nuevamente. Y Norberto me ayuda a cruzar desde el mar rojo hasta la península del Sinaí. Todo era complicado entonces, no era como ahora, por la guerra y las contiendas. Ahí lo vi por segunda y última vez, antes de esta ocasión”

Emilio viene publicando una serie de libros que se llaman “De la Tierra a la Luna en Motocicleta”, cada uno con un subtítulo. Incluye intervenciones y dedicatorias de personajes célebres: “Buzz Aldrin, del Apolo 11, Nando Parrado, Mario Vargas Llosa, y varios que fueron parte de la vuelta al mundo. Serán seis libros que se llamarán igual, El primero tratará sobre Sudamérica, el segundo Sudamérica, el tercero Estados Unidos y Europa. Se viene el cuarto, y en el quinto estará Egipto, e incluirá a Norberto y a su familia. Actualmente, está en tratativa con Hollywood, Netflix, y grandes productoras: “Es complejo, porque son diez años, dos meses, y diecinueve días de viajes, a través de doscientos ochenta países, en 1985, en donde era otro mundo, que no existe más, sin computadores, celulares o Internet. No había GPS. Tenía que parar treinta veces y preguntar, en otros idiomas, así que había que aprender también eso”

El itinerario de Emilio continúa con organizadores de un importante evento en Córdoba, y luego realizará un Show durante una cena en Carlos Paz: “Mostraré en una pantalla, durante una hora y diez minutos, los diez años de viajes reducidos. Una película musicalizada, pero hecha por nosotros para conferencias. Lo organiza el Gldwing Club argentino. Mi moto, en la que yo dí vueltas al mundo, está en un museo, es una Honda Goldwing.”

Emilio también soy conferencista. De ahí conoce a celebridades como Buzz Aldrin, el Dalai Lama. Recibió la ayuda del mismo Diego Maradona en su paso por Nápoles e incluso él y su moto fueron bendecidos por el papa Juan Pablo II en persona. También lleva gente a viajar por el mundo. Vive viajando: “Nuestra casa es la Ruta. No tenemos paredes, y nunca mi esposa y yo nos inclinamos a comprar una propiedad. Tenemos un lema, que es: no hijos, no perros y no plantas. Sólo valijas, aviones y autos, y llevamos gente que nos ayude a recorrer, durante veinte días más o menos”

No le falta ningún lugar en el mundo por recorrer. Está repitiendo muchos países en los que estuvo. Hace tres meses, un club internacional que nomina a los viajeros, con la condición de que tenga más de cien países recorridos. Ellos miden cuántos territorios se recorrieron, para saber si se conoce de verdad un país, porque ponen como requisito el haber estado en varios lugares. Emilio inició su desafío con apenas trescientos dólares, y este objetivo lo tuvo en circulación durante más de diez años. Fue incluido en la lista internacional junto a los viajeros más grandes de la humanidad, junto a Marco Polo, Cristóbal Colon, Magallanes, Livingston, Amelia Earhart, Armstrong, y otros.

Hoy el Guinness sigue teniendo a Emilio Scotto como una leyenda de los viajes épicos.


Notilagos

También te puede interesar...

MÁS LEÍDAS

  1. Sortearon cincuenta lotes para viviendas en General LagosIr a la noticiaCompartir en Facebok

  2. Peña de mujeres en General LagosIr a la noticiaCompartir en Facebok

SEGUINOS EN FACEBOOK