Padre Javier Perelló

Padre Javier Perelló

La importancia del diálogo y la escucha en los momentos de enojo

Aprender a abrir oídos y boca, de manera prudente, para mejorar como personas

05/09/21 10:03 | Locales

En la Iglesia San José, el padre Javier Perelló compartió una homilía con los chicos y también con los grandes. En ella se refirió a la importancia de abrir los oídos y las orejas, a aprender a hablar y a escuchar, especialmente cuando estamos enojados y no queremos saber nada de nada ni de nadie:

“Al estar enojados, se nos nota en la cara. Miramos para abajo, y aunque nos hablen nuestros seres queridos, decimos que no queremos ni ver, ni escuchar, ni hablarle a nadie. El no te escucho. No aceptamos corrección, y nos quedamos callados con todo lo que escuchamos. Este gesto nos hace muy mal como personas, como hijos, como esposas, como hermanos, como sacerdotes, como hombres y mujeres. Estar sordo y mudo, espiritualmente es algo terrible. El que no quiere ir no acepta nada, y el que no quiere hablar, corta la comunicación. No me interesa nada de lo que pasa excepto a mí. Por eso Dios cuando ya dejaron de escucharlo porque estaban enojados, envía la palabra de un hombre, y esa palabra se llama Jesús ”

El gesto de tocar la boca y la oreja del hombre, es el mismo gesto del principio, en la creación del hombre. Abrir la boca y el oído: “Escuchar. Aprender a escuchar. No decir tanto. Saber estar atento a la crítica, a la corrección, y a las necesidades del otro, porque nos va a permitir crecer. Cuando la palabra vaya al corazón, debe pensarse qué se dice, y si vale la pena. Los demás también tienen problemas, y les pasan las cosas. Hablar, cuando con bronca y enojo, hablar y dialogar para serenarme. Si pasa algo, con sencillez, con prudencia y calma, tratar de decirlo. Al tocar el oído y abrirlo también es una forma de abrir la conciencia, para no encerrarse en sí mismo”, explicó

Al enojarnos no escuchamos y no queremos hablar. Lo primero que hacen los seres humanos, es cerrar la boca y las orejas para aislarse. Debemos pedirle a Dios que nos ayude a lograr esto, para poder mejorar como personas, para comprendernos más, para poder socorrer al otro en caso de necesidad. Comunión y comunicación. Que nos conceda esta linda gracia.

Andres Vallasciani

También te puede interesar...

MÁS LEÍDAS

  1. Informacion importante sobre las entradas para el Show de Los Palmeras en el barrio La CostaIr a la noticiaCompartir en Facebok

  2. El abuso sexual infantil Ir a la noticiaCompartir en Facebok

SEGUINOS EN FACEBOOK