M Verde

M Verde

El servicio de la M Verde: una falta de respeto

Rumbo a que el derecho de circulación sea para los ricos

21/01/23 9:50 | Locales

El funcionamiento de la M Verde es cada vez más triste y lamentable. Los reclamos crecen y crecen, debido a que los colectivos no pasan, y dejan a la mayoría de las personas varadas, sin poder cumplir con sus horarios, lo que supone perder mucho más tiempo, a veces debiendo tomar más de un colectivo, e incluso gastando dinerales en remises. Una vecina de la localidad tuvo que vivir nuevamente esto en carne propia, y expuso su queja, que se suma al eco de la protesta colectiva:

“El viernes pasado, por ejemplo, el chofer le avisó a una pasajera que al día siguiente no iba a haber servicio, porque él tenía franco, y no sabía si iban a poner a alguien. Dicho y hecho, en la parada éramos como diez, todos dirigiéndonos al trabajo, y el colectivo nunca pasó. El chofer no tiene la culpa. Es la empresa, y yo creo que acá deberían tomar medidas en el asunto, porque estamos como cuando recién llegamos a vivir acá, que teníamos que ir hasta la ruta para tomar un colectivo, y volver caminando”, explicó una vecina, al borde de la rabia.

Según los horarios fijados por la empresa, el colectivo pasa con una frecuencia de cada una hora y media, o una hora y cuarenta y cinco minutos. De no pasar uno, debe esperarse al próximo. Esto ocurre con muchísima frecuencia, con todo lo que esto implica. Además, la aplicación de Google Maps, que realiza el seguimiento satelital del colectivo, nunca funciona: “No es confiable lo que marca la Aplicación. No tenés ninguna seguridad de nada. Tuve que tomarme la M azul, y de ahí hasta Arroyo para tomarme la A, y de ahí recién venirme para General Lagos. Esta situación te cansa. Yo tuve que tomarme un remis, y no fue la primera vez. Es desgastante. Nos sentimos alejados del mundo, y no se puede pagar un remís constantemente, porque en ese caso, ni me conviene ir a trabajar. Lo que me sucedió me desbordó y me sacó”, explicó

Las autoridades comunales son responsables, y también la empresa. Aún así, parece que nadie hace nada, y a los crecientes reclamos de los diferentes usuarios se los lleva el viento: hay mucho de empatía en el discurso: yo estoy bien, yo me arreglo, pero con respecto al ciudadano, no existe ninguna empatía. esto no tiene que ser así, y toda paciencia tiene un límite. no es justo, porque uno paga los servicios y cumple sus deberes. acá debe haber un superior que vele por su pueblo, pero por lo visto, ni al presidente comunal ni a nadie le importa nada, finalizó la vecina indignadísima


El que trabaja, el que va a estudiar, o simplemente el que va a pasear, y no dispone de vehículo, considerando el costo de tomarse un remís hoy en este país, que ya es la Argentina del privilegio y del “sálvese quién pueda”, en donde los más pudientes y los que no necesitan de servicios públicos, son los que pueden acceder al derecho de viajar dignamente.

Notilagos

También te puede interesar...

MÁS LEÍDAS

  1. Taller de Crochet para principiantesIr a la noticiaCompartir en Facebok

  2. Revolución en Cosquin por el beso entre dos gauchosIr a la noticiaCompartir en Facebok

  3. Derecho Viejo, la banda de General Lagos que ya alcanzó nivel nacionalIr a la noticiaCompartir en Facebok

SEGUINOS EN FACEBOOK